Fundación Apadrina un Árbol

Apadrina un árbol

La Fundación Apadrina un Árbol surgió a raíz del incendio ocurrido en julio de 2005 en la provincia de Guadalajara y en el que 13.000 hectáreas de bosque quedaron afectadas. Sus proyectos se centran principalmente en la recuperación ambiental de la zona, en la educación y en el desarrollo de la comarca, muy afectada por la despoblación. La Fundación se sitúa en el municipio guadalajareño de Mazarete, en la Finca de Solanillos, que es donde se desarrolla su actividad tanto de carácter educativo y forestal como sobre temas relacionados con las energías renovables y el ocio.

Apadrina un árbol

Actualmente, la Fundación está llevando a cabo diversos proyectos: Muladar para alimoches con el que pretende garantizar la conservación de las rapaces necrófagas, especialmente del alimoche común; el Cultivo de flora amenazada en vivero con la finalidad de cultivar aquellas especies que necesitan una especial atención de conservación en vivero y el Catálogo de cavidades Alto Tajo con el objetivo de adquirir mayor conocimiento sobre este recurso natural y detectar amenazas.

Apadrina un árbol

Estos proyectos son realizados gracias a la colaboración de voluntarios y de empresas, por la organización de campos de trabajo para jóvenes, campamentos de verano, cursos de formación y colaboraciones con escuelas, y actividades durante los fines de semana y celebraciones.